El desgarrador relato de una enfermera de cuidados intensivos donde ningún paciente de coronavirus sobrevivió

No hay palabras que puedan describir el dolor que sienten millones de sanitarios en este momento.

A la saturación de las unidades médicas, la falta de recursos, el miedo a contagiar sus familiares, y la antipatía de algunos vecinos, se une la peor parte de su profesión: la impotencia de perder una vida. Y aunque desde la primera línea no pueden permitirse caer, o desistir, durante su turno se suceden imágenes, sonidos y palabras que se clavan en su mente y les acompañan hasta casa, donde reviven esas escenas y por primera vez en el día, se permiten sentir.

Junto a una foto en la que aparece con lágrimas en sus mejillas y los ojos rojos del llanto, Aleixandrea Macias escribió en Facebook un texto desgarrador, en el que compartió sus sentimientos e intentó poner palabras al horror que vive día a día.

A sus 24 años, esta enfermera de Brownsville, Texas, nunca había trabajado con pacientes en cuidados intensivos; pero desde hace 13 días, la falta de expertos por la crisis del Covid-19, hizo que la designaran a una de estas unidades, creada específicamente para enfermos de coronavirus. En el tiempo que lleva en la UCI, ningún paciente ha sobrevivido al coronavirus. En muchas ocasiones, le sobrepasa la impotencia. Se derrumba, y cree incluso, que su trabajo es “inútil”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *